Páginas

domingo, 31 de mayo de 2020

Desgranando Lobo Alfa, contexto literario.

Falcata y Caetra, tema central de nuestro último videoclip, es el desenlace del EP Lobo Alfa, trabajo discográfico basado en la novela histórica de Juan Eslava Galán, Rey Lobo.

El comienzo de la novela podría ser grosso modo y resumido este: en la Iberia del siglo V AC, Zumel se inicia en la vida de adulto; para ello debe cazar un lobo. Encuentra un ejemplar negro, conocido como el «Rey» aunque, tras matarlo se lo entrega a su amigo Turrillo, hijo del jefe del pueblo, débil y con menos facultades que Zumel, para no dejarle en entredicho ante el pueblo. Ya adulto Zumel, junto a Cotrufes, su patrón, se alista como mercenario persa para luchar contra los griegos…

La trama nos traslada a una época poco habitual en las novelas historiadas, más dadas a pueblos del norte como Celtas, Sajones, Vikingos o a tiempos más cercanos en la historia, en una zona geográfica distinta de las habituales, pues se desarrolla en el sudoeste de la Península Ibérica, mucho antes de que la dominación romana impusiera sus costumbres, ritos, etc.

La idea nace tras la lectura del libro por parte de nuestro compañero Juan, que en ese momento aún no forma parte de la banda. Con su entrada y la de Pablo, el grupo se plantea tomar una nueva dirección en los temas, así como en el trabajo compositivo. Es en ese momento cuando Juan retoma la idea y se la presenta al grupo con un trabajo previo de temas y letras. Toda la banda aúna esfuerzos para sacar adelante el proyecto, que verá la luz algún tiempo después.

Concretamente el trabajo, Lobo Alfa, consta de 6 temas:

  • Iberia S.III A.C (intro).
El nacimiento del protagonista de la novela, en este caso el renacer de la banda.

  • El Lobezno y la Cadena.
El comienzo de la historia, ritos iniciáticos, secretos, juramentos, mentiras, el comienzo de un camino.

Este tema habla de las decisiones que otros toman por nosotros, marcándonos un camino o una vida que no elegimos.

  • La Nieve y el Bosque. 
El secreto, la ambición sin límites, forzar la voluntad hasta llevarla a un punto de inflexión.

En el trasfondo el tema habla del ascenso al poder, y cómo el desconocimiento de la verdad hace jalear a los tiranos.

  • Sombras de Muerte. 
El reencuentro de dos viejos conocidos, el único que sabe la verdad y no la puede contar, el final natural que llega inexorable, tomar una decisión y llevarla adelante.

La conversación con el lobo representa el momento de pensamiento retrospectivo con uno mismo, en el fondo solo se habla del derecho a morir dignamente que las personas tienen por encima de todos los convencionalismos sociales, la eutanasia como derecho.

  • Rey Lobo. 
La pérdida de un verdadero amigo, los abusos y presiones recibidas precipitan los acontecimientos, obligando a volver a una senda que nunca se olvidó.

Habla de cómo en nuestra historia personal las decisiones tomadas, el entorno, las circunstancias personales y la desmedida aplicación del poder nos pueden lleva a tomar un camino sin retorno.

  • Falcata y Caetra.
El desenlace de una parte de la historia, la noche dará paso a un nuevo día.

La falcata representa la verdad para luchar contra la arrogancia y la mentira política, también contra quien las protege o jalea de una u otra manera. Esto es lo que subyace en este tema.



Sin más; una historia siempre ha sido y es igual, la lucha contra el poder tiránico o no. También es una lucha personal contra los miedos y el yo, ese yo que a veces nos incapacita o nos hace lograr cosas imposibles. Ese yo en el que podemos descubrir nuestra bestia más letal, oscura y cruel, pero a la vez el camino hacia el conocimiento propio personal, con sus límites, sus sombras y sus luces. El mundo, por mucho que algunos se empeñen, no ha cambiado tanto desde entonces hasta hoy.


sábado, 23 de mayo de 2020

Notas históricas: Falcata y Caetra, arma y defensa.

Os dejamos algunas notas interesantes sobre la falcata y la caetra:

FALCATA

Posiblemente la falcata ibérica sea una de las piezas más representativas de la cultura íbera, sobre todo en lo que a armamento se refiere. La falcata ibérica era un arma de hierro o acero de aspecto curvado, con una longitud variable entre los 55 cm y los 60 cm de largo, con una empuñadura frecuentemente decorada con motivos de aves o caballos.

Fue usada aproximadamente durante cinco siglos. La falcata no tuvo un nombre específico dado por los íberos, el nombre puede provenir de la locución latina “ensis facaltus“, o lo que es lo mismo, “espada en forma de hoz”.

Se cree que la falcata pudo provenir de Iliria y de ahí pasar a la península itálica, o de las regiones griegas por sus estrechos parecidos, aunque la adoptada por los íberos sufrió modificaciones como una reducción de la curvatura y longitud, lo que aparentemente fue más efectivo en sus manos.

Durante las Guerras Púnicas, las legiones de Roma se enfrentaron a los íberos que acompañaron a Aníbal en calidad de mercenarios y aliados, y también a sus temibles falcatas, de las que las crónicas romanas contaban que eran capaces de cortar extremidades con extrema facilidad. Nació así la leyenda en torno a esta arma. Los legionarios se vieron obligados a incorporar algunas novedades de refuerzo en sus scutum y sus loricas para defenderse de su atroz efectividad.

La resistencia de las falcatas se debía a la calidad del metal con las que las elaboraban. Los herreros íberos enterraban el acero en la arena para que el tiempo reforzase las aleaciones desechando las fracciones más propensas a la debilidad. Aquel ritual de elaboración recogía las partes que resistían para ser usadas con el objeto de originar el arma.

CAETRA

La caetra era una defensa de forma redonda, fabricada en madera recubierta de cuero y reforzada con metal. Sus dimensiones eran muy variables. Algunas fuentes apuntan la particularidad de que la caetra no tenía embrazadura, sino una serie de correas de cuero para mantenerla atada al brazo en el combate o colgada a la espalda durante la marcha.

El diseño manejable y el tamaño reducido de la caetra hacían de esta una defensa concebida para bloquear.

Fuente: https://revistadehistoria.es/la-falcata-iberica-terror-de-las-legiones-romanas/

miércoles, 13 de mayo de 2020

Kylowatios en el sorteo de mayo de la Firma RJS.

A lo largo de este mes de mayo tenemos el honor de protagonizar el sorteo de la firma RJS. Colaboramos así con el proyecto METAL 666, sobre que podéis ampliar la información haciendo click aquí:

Metal 666 desea mostrar a las nuevas generaciones y recordar a las actuales que existe un camino alternativo al que se nos ofrece en el que priman lalibertad individual, el pensamiento crítico, el espíritu combativo, el poder de lafuerza interior, la autosuficiencia, el inconformismo, la rebeldía, la provocación y la irreverencia.


El premio es: marca-páginas exclusivo + discografía compuesta por «Dueño de mi ser» y «Lobo Alfa».

PARA PARTICIPAR:

1. Seguir el perfil de la Firma RJS si aún no lo has hecho y dar un like a esta publicación: https://www.facebook.com/FirmaRJS/posts/156326362574373.

2. Mencionar a un amigo en comentario de esta publicación original, no de las compartidas.

3. Tras la mención de un amigo responder: ¿Cómo ha labrado su camino el Rey Lobo según el videoclip «Falcata y caetra» de Kylowatios que aparece al final de la publicación?

Ya sabéis... ¡La respuesta a esta pregunta se encuentra en nuestro videoclip de Falcata y Caetra!


Gracias a todos y como diría nuestro gran amigo Raúl Jiménez Sastre, ¡FUERZA, LITERATURA Y METAL!

Falcata y Caetra, historia de nuestro videoclip.

La idea de grabar el videoclip de “Falcata y Caetra” toma forma a finales del 2019, comienzos del 2020.

En pocos días se definen las tres historias que discurrirán en paralelo a lo largo del vídeo: el encapuchado en busca de venganza, el lobo y la banda.

Se valoran distintos emplazamientos para la grabación de las diferentes tomas. Cada historia tiene unas necesidades, bien por la parte estética, por la técnica o por ambas. Uno de los puntos que más nos condiciona es la coincidencia en el tiempo de todas las partes implicadas en las grabaciones.
La historia del encapuchado requiere un espacio natural boscoso, el equipo se desplaza hasta un pinar de la Sierra de Ávila, en la localidad de Muñana, cercano a los sitios de Las Campanillas, Piedra Caballera y Navazuela.

La protagonista es sin duda la espada, envuelta ahora en telas rústicas. El encapuchado la esconde bajo la capa y busca sin descanso el mejor lugar donde esconderla. Esta grabación se realiza el 24 de enero, en la localización encontramos nieve, lo que nos lleva a pensar inequívocamente en el invierno.

Tras deambular por el bosque, con cuidado de no ser visto y moviéndose con rapidez, el encapuchado encuentra al fin el lugar donde esconder la Falcata. La espada reposará allí hasta que su dueño vuelva a por ella para llevar a cabo la venganza.

En las siguientes escenas es precisamente esto lo que se refleja, el regreso en busca de la espada. Ahora sí la vemos en todo su esplendor, brillante y lista para cumplir su cometido. Con paso decidido el encapuchado emprende el camino…

De forma paralela progresa otro hilo conductor del vídeo: la banda actuando en un entorno natural e impresionante. Se trata de un paraje situado a casi 1.300 metros por encima del nivel del mar, en la localidad de Robledillo, entre los sitios La Fuente Cimera, Los Vallejos, Las Veredas y Berrocal Gordo. Al fondo, La Serrota, imponente y aún con restos de nieve. La grabación de estas escenas tiene lugar el 16 de febrero, un día extremadamente caluroso para esta época del año.

No lejos de aquí, no lo sabemos con exactitud, se rodarían hace unos 40 años las primeras escenas de Conan el Bárbaro, aquellas en las que un jovencísimo Jorge Sanz comenzaba a empujar la “Rueda del Dolor” junto a otros prisioneros. Terminaría empujando la rueda en solitario Arnold Schwarzenegger, el Conan adulto que todos conocemos.

Volviendo al videoclip de Falcata y Caetra, la banda graba en distintas ubicaciones dentro del mismo paraje, donde destaca una inmensa y solemne piedra caballera.

Existe una conexión especial del encapuchado con la banda, que se materializa en una escena fugaz, precisamente en esta mole granítica. En una de las escenas de la banda podemos ver claramente la silueta del encapuchado al fondo. Ha llegado hasta nosotros. Ya está aquí. En la siguiente escena ya no está. Es astuto y tiene un objetivo.

El lobo es el gran protagonista de la introducción. Calmado, observa. También espera. Contamos con la presencia en el vídeo de nuestros lobos, Horus y Freya. La grabación de los animales (en Martiherrero, sitio de Los Alamillos), pese a ser complicada, nos deja momentos únicos que darán un sentido especial al vídeo tras el montaje.

Las tres historias avanzan de forma paralela. El desenlace se acerca. Falcata en mano, el encapuchado cobra finalmente su venganza. La hoja ensangrentada reposa.

Ahora las tres historias se funden; los lobos acompañan al encapuchado en su retirada, la espada está en manos del grupo. ¿Quién es quién?

En el cierre del vídeo quizá tengamos uno de los momentos más épicos de toda la grabación. El encapuchado emprende solo su camino final. El lobo observa, consciente de que ese es el destino escrito para ambos.

***

El montaje del vídeo culmina tras dos meses de trabajo. Se presenta en público el 11 de abril del 2020.

Son muchas las anécdotas que acontecieron durante las diferentes jornadas de trabajo: alguna caída, la preparación de la sangre, cambios de vestuario, transporte de instrumentos, servicio de catering, “no escucho nada”, grabación de escenas adicionales en plena cuarentena (en el jardín de casa), paisanos en bicicleta (+ perro) que se cuelan en la grabación, algún espectador, la mota de la lente… Estos momentos unidos al cariño de nuestra gente hacen que cada minuto de trabajo merezca la pena. ¡Gracias y hasta el próximo!


Os dejamos algunas imágenes de la grabación: